Política de preservación digital

En Conferencia Internacional “Conservación de la Información Digital en la Sociedad de la Información: Problemas y Perspectivas”, celebrada en Moscú del 3 al 5 octubre de 2011, se aprobó por unanimidad el documento final de la Conferencia, la Declaración de Moscú sobre Preservación Digital. La Declaración pone de relieve la importancia de las cuestiones planteadas en la conferencia y ofrece un conjunto de medidas y esfuerzos que han de adoptarse en ámbitos como la política, la sensibilización y la educación, la investigación científica, la economía, la industria de las TIC, la colaboración y la coordinación.  

La revista Opuntia Brava fundamenta su política de preservación digital en las directrices establecidas por la referida conferencia y en aquellas señaladas por el Instituto Internacional de Investigación y Desarrollo Tecnológico Educativo INDTEC, C.A., patrocinador de las Revistas Científicas, a través de métodos de preservación digital. En ello se asegura el contenido intelectual de los documentos electrónicos de archivo, por largos periodos de tiempo; se mantienen sus atributos: integridad, autenticidad, inalterabilidad, originalidad, fiabilidad y accesibilidad; o sea, se mantienen utilizables e inalterados a través del tiempo.

Diferencias entre preservación y copias de seguridad

Debe entenderse que la preservación digital es diferente de las copias de seguridad. No es lo mismo lo que se ha de preservar que lo que se ha de guardar como copia de seguridad. En este sentido, se conceptualiza:

Las copias de seguridad son una protección contra eventos catastróficos. Lo que se guarda como copia de seguridad en una biblioteca digital son, básicamente, dos objetos: por un lado, la información publicada en el servidor (recursos digitales más información de catálogo) y, por otro lado, los recursos digitales en proceso de edición. Las copias de seguridad pueden seguir diversos métodos: copia integral, copia incremental o copias rotativas, por ejemplo, y la periodicidad generalmente es alta (diaria o semanal).

La preservación digital, sin embargo, no se ocupa de respaldar ni los datos del servidor ni el material de trabajo diario, sino de salvaguardar los recursos digitales de alta calidad que se necesitarán en el futuro, se crea una biblioteca de acceso público con formatos generados automáticamente. En este sentido, el método suele ser la grabación integral del material una vez al año o cada año y medio en otro soporte nuevo (rejuvenecimiento).

En ambos casos, se utilizan mecanismos de control de la integridad de los datos al momento de hacer las copias, mediante algoritmos de redundancia que verifican que los datos se mantienen tal como han sido grabados.

En este sentido, Opuntia Brava condiciona la integridad digital ya que, por un lado, tiene diagnosticadas las posibles causas de defectos en la información digital o pérdida de datos como son: errores de gestión y negligencia, fallos técnicos y mecánicos, errores del operador, virus, cambios no autorizados y no documentados, obsolescencia o incompatibilidad del software, pérdida de programas, metadatos incompletos, envejecimiento de la información. Por otro lado, ha elaborado una estrategia de preservación digital que integra los siguientes procedimientos:

  • Almacenamiento. Opuntia Bravaalmacena los recursos digitales con sumo cuidado.
  • Auto-documentación. Opuntia Bravapreserva la información sin referencia a documentación externa.
  • Opuntia Brava minimiza las dependencias de sistemas, datos o documentación.
  • Documentación del tipo de contenido. Opuntia Brava emplea el sistema de preservación digital de LOCKSS (http://www.lockss.org/), de la Universidad de Stanford. Este ofrece servicios de preservación digital, en código abierto, con el objetivo de proporcionar y preservar de forma permanente el acceso al contenido digital generado a través de nuestra publicación. Además, permite compartir los contenidos digitales de forma segura entre las bibliotecas participantes.
  • Enfoque híbrido. Opuntia Bravaemplea esta tipología para no asumir una posición reduccionista ante un fenómeno de conspicua importancia a escala mundial.
  • Opuntia Brava garantiza que haya más de una copia en el ordenador y otra en el resto de los ordenadores de la Editorial Académica Universitaria.
  • Cada quinquenio Opuntia Brava realiza transferencia de datos a nuevos medios de almacenamiento.
  • Opuntia Brava empaqueta la información a ser preservada junto con metadatos descriptivos.
  • Emulación. Opuntia Brava permite que el software original sea usado sin necesidad de que el sistema original que lo ejecutaba siga existiendo. La emulación obliga a preservar una cantidad importante de información. Opuntia Brava preserva el emulador, el sistema operativo, la aplicación y los datos.
  • Migración. Opuntia Brava convierte la información a nuevos formatos. Es una medida contra la obsolescencia.
  • Arqueología digital. Opuntia Brava aplica un proceso de recuperación de la información a partir de fuentes de datos dañadas, fragmentadas o arcaicas. Es el remedio cuando no se han tomado los debidos recaudos y la información se ha estropeado.
  • Formatos digitales. Opuntia Brava almacena la información en formatos que son ampliamente usados hoy en día. Esto aumenta la probabilidad de que cuando un formato se vuelva obsoleto aun existan programas para su conversión, empleamos: EPUB, XML y PDF.

En síntesis, la revista Opuntia Brava realiza acciones de preservación sistemáticas, como son: rejuvenecimiento de los datos, verificaciones de consistencia, la migración, emulación, preservación de la tecnología y arqueología digital.