Política de preservación digital

En Conferencia Internacional “Conservación de la Información Digital en la Sociedad de la Información: Problemas y Perspectivas”, celebrada en Moscú del 3 al 5 octubre de 2011,  se aprobó por unanimidad el documento final de la Conferencia la Declaración de Moscú sobre Preservación Digital. La Declaración pone de relieve la importancia de las cuestiones planteadas en la conferencia y ofrece un conjunto de medidas y esfuerzos que han de adoptarse en ámbitos como la política, la sensibilización y la educación, la Investigación científica, la economía, la industria de las TIC, la colaboración  y la coordinación.  

La digitalización de la información, o el almacenamiento digital, no se puede confundir con la preservación digital. Los riesgos de perder información vital aumentan no sólo con cada cambio tecnológico, sino también con las vicisitudes políticas y con los cambios en la misma comunidad de usuarios. ¿Qué políticas, estrategias, reglas y procedimientos son factibles con el fin de garantizar la preservación, disponibilidad y uso de la información en el mediano y  largo plazo? (Voutssas, 2010).

Una política de preservación digital declara los principios y la orientación a largo plazo que guían las estrategias de preservación y acciones, y establece prioridades claras.

La revista Opuntia Brava utiliza el sistema de preservación digital de LOCKSS (http://www.lockss.org/), de la Universidad de Stanford. Este ofrece servicios de preservación digital, en código abierto, con el objetivo de proporcionar y preservar de forma permanente el acceso al contenido digital generado a través de nuestra publicación. Además, permite compartir los contenidos digitales de forma segura entre las bibliotecas participantes.