LA EXPRESIÓN ORAL Y SU INFLUENCIA EN LA FORMACIÓN LABORAL DEL
OBRERO CALIFICADO
THE ORAL EXPRESSION AND ITS INFLUENCY IN THE LABORAL FORMATION OF
QUALIFIED WORKER
Elaine Mercedes Artola Velázquez
1
(eartolav@ho.rimed.cu) http://orcid.org/0000-0002-
0968-4862
RESUMEN
PALABRAS CLAVES: Expresión oral, comunicación, formación laboral, obrero
calificado.
ABSTRACT
The formation of new generations in the 21st century is one of the priorities of Cuban
education. In this sense, job training is a topic of social significance and relevance in the
preparation of students for a trade, which is imposed new challenges in this process.
Therefore, it is necessary to develop in the students the oral expression, linguistic skill or
communicative capacity essential for an efficient communication in its diverse contexts
of action. Accordingly, this article focuses on how to train a competent qualified worker
that makes correct use of oral expression, so that it facilitates its work and offers
services of need and social utility throughout its life. This allows to reveal his growth and
1
Licenciada en Educación Primaria. Máster en Ciencias de la Educación. Profesora Auxiliar. Politécnico José Ávila
Serrano. Cuba.
2
Licenciado en Educación, especialidad de Mecánica. Doctor en Ciencias Pedagógicas. Profesor Titular.
Universidad de Holguín. Cuba.
Opuntia Brava ISSN: 2222-081x vol. 11. Núm.1. enero-marzo 2019
Recepción: 26-01-2018 Aprobado: 10-07-2018
Luis Aníbal Alonso Betancourt
2
(luisi02@nauta.cu) http://orcid.org/0000-0003-0989-
746X
La formación de las nuevas generaciones en el siglo XXI constituye una de las
prioridades de la educación cubana. En tal sentido, la formación laboral es un tema de
actualidad y significación social en la preparación de los estudiantes para un oficio, al
que se le imponen nuevos retos en este proceso. Por ello se hace necesario desarrollar
en los educandos la expresión oral, destreza lingüística o capacidad comunicativa
esencial para una comunicación eficiente en sus diversos contextos de actuación. En
consonancia, el presente artículo se enfoca en cómo formar un obrero calificado
competente que haga uso correcto de la expresión oral, de modo que facilite sus
labores y ofrezca servicios de necesidad y utilidad social a lo largo de su vida. Esto
permite revelar su crecimiento y desarrollo personológico, al enfrentar con
responsabilidad sus tareas en el entorno laboral y educativo, en los que debe ser capaz
de comunicarse de forma adecuada. Por consiguiente, se ofrecen acciones
encaminadas al desarrollo de la expresión oral desde la formación laboral de los
estudiantes, en las cuales el profesor desempeña un papel fundamental como guía de
dicho proceso. Ello contribuye a la preparación integral de los futuros profesionales de
la Educación Técnica y Profesional, en correspondencia con los requerimientos
técnicos, productivos y comportamientos establecidos en este nivel de enseñanza.
personological development, when facing responsibly his tasks in the work and
educational environment, in which he must be able to communicate in an appropriate
way. Therefore, actions are offered aimed at the development of oral expression from
the students' job training, in which the teacher plays a fundamental role as a guide in
that process. This contributes to the comprehensive preparation of the future
professionals of Technical and Vocational Education, in correspondence with the
technical, productive and behavior requirements established in this level of education.
KEY WORDS: Oral expression, communication, professional formation, qualified
worker.
El sistema educativo en Cuba aspira alcanzar la formación integral de la personalidad
de los estudiantes, con el propósito de preparar hombres capaces de enfrentar el
vertiginoso avance de la ciencia y la técnica en los momentos actuales. Lo anterior
propicia que puedan desempeñarse de manera adecuada y productiva durante su
actuación en la solución de los problemas profesionales que surgen en el contexto
socio-laboral donde se desarrollan.
En este sentido, entre las principales aspiraciones de la escuela politécnica se
encuentra lograr un egresado con una preparación general, politécnica y laboral que le
permita desenvolverse en su vida social. Asimismo, que sea capaz de aplicar sus
conocimientos y habilidades para enfrentar y dar solución a los problemas que se le
presentan, a partir de la integración del sistema de influencias educativas que ejercen
sobre el estudiante, en estrecha relación con la familia, la comunidad y la entidad
productiva.
Por consiguiente, el Ministerio de Educación prioriza entre sus objetivos la atención a la
lengua materna, por su carácter instrumental en los procesos de cognición,
comunicación y expresión humanas. Esto se debe a que se aspira la formación, tanto
de obreros calificados como técnicos medios, que se puedan desempeñar con éxito en
un contexto socio-cultural y técnico-laboral, en las tareas que les correspondan de
acuerdo con su perfil. De igual modo, que haga uso del idioma, como a para facilitar
no solo sus labores, sino también las relaciones interpersonales con sus compañeros,
así como la expresión oral de sus convicciones ciudadanas. Es por ello que supone un
progresivo dominio cada vez más consciente del discurso profesional.
De ahí que, el Programa Director de la Lengua Materna es un documento rector desde
el cual se concibe la lengua como macroeje curricular para el perfeccionamiento
continuo de su enseñanza, con énfasis en la expresión oral. Un objetivo fundamental de
dicho programa está dirigido a desarrollar los hábitos de leer, expresarse
correctamente, escribir con claridad y buena caligrafía. Por tanto, su aplicación a partir
de las asignaturas del currículo constituye una de las posibilidades para enriquecer y
perfeccionar el léxico de los estudiantes.
En consonancia, se coincide con Argüelles (2011), que formar un ciudadano con una
cultura lingüística y con el nivel de competencias que se requieren, exige a la escuela
un cambio que conlleve a la revisión del currículo escolar dentro del área de Lengua,
así como en las diferentes áreas que la conforman y en el nivel de educación a
transformar. Por ende, es necesario reconsiderar que el tratamiento de la lengua
materna se constituye en un macroeje transversal que atraviesa todo el currículo.
Opuntia Brava ISSN: 2222-081x vol. 11. Núm.1. enero-marzo 2019
Recepción: 26-01-2018 Aprobado: 10-07-2018
Esto significa que los estudiantes se conviertan en comunicadores eficientes y capaces
de comprender lo que otros expresan. Igualmente, que posean una cultura lingüística
adquirida en el proceso de análisis de diferentes textos, así como de los recursos
lingüísticos empleados para la construcción de textos en distintos estilos, según la
situación comunicativa en que se encuentren.
En el plano lingüístico, la expresión oral es uno de los problemas apremiantes de la
comunicación. Ello demuestra la existencia de limitaciones en los procesos de
aprendizaje y comunicativos, los cuales requieren ser resueltos desde la pedagogía
mediante una labor formativa que permita en los estudiantes de Obrero Calificado un
comportamiento acorde a su perfil, encaminados al logro de los modos de actuación en
los contextos laborales, las relaciones sociales, al éxito personal, por ser un
componente básico de la comunicación que se produce en los procesos de la
producción y los servicios.
Por tanto, resulta vital desde el contenido de cada asignatura de formación básica y de
la especialidad, la vinculación estrecha de los estudiantes con la actividad laboral.
Dicho nexo contribuye al desarrollo de habilidades comunicativas para favorecer el
dominio práctico de la expresión oral, la norma culta, las relaciones afectivas, que
permitan adecuados comportamientos en las diversas situaciones que se enfrentan en
la vida.
Es por ello que el estudiante debe preocuparse por desarrollar actitudes y habilidades
que le permitan efectuar una disertación de calidad y demostrar el nivel que posee en
su expresión oral técnica en el proceso de formación laboral y en los contextos donde
se desarrollen. De ahí que, la expresión oral es una actividad social en la que existe la
relación entre los sujetos, en los cuales media la actividad gnoseológica y cognoscitiva,
puesto que, desde el principio de la historia en el sistema de comunicación, la lengua
oral se desarrolla por contacto con personas competentes.
En tal sentido, es un proceso de realización individual, entendido como una actividad de
reproducción y producción del conocimiento, mediante el cual el estudiante asimila los
modos sociales de actividad, y luego en la escuela, se sientan las bases del
conocimiento científico en condiciones de interacción social. De esta forma, se
considera toda clase o proceso como un acto comunicativo por excelencia, donde el
profesor contribuye a propiciar un intercambio abierto, con el objetivo de escuchar las
intervenciones de los estudiantes. Asimismo, enfatiza en el tratamiento de la expresión
oral, por tener esta un carácter prioritario y permitir el desarrollo de la lectura, la
escritura y la ortografía (componentes esenciales de la lengua materna).
El cultivo y cuidado de la expresión oral debe ser una prioridad para todos los
individuos, en especial para los profesores, pues constituyen modelos dignos de imitar,
e introducen en sus estudiantes patrones morales, de conducta y corrección. Además, a
estos les corresponde hablar con una emisión oral bien estructurada, coherente, con la
articulación y la entonación adecuadas, la modulación de la voz, el tono e intensidad
requerida, así como el uso del vocabulario preciso, para crear por “imitación” buenos
hábitos de expresión.
Por consiguiente, se relaciona intrínsecamente con la intención comunicativa inmediata,
ya que el medio expresivo consta del sonido, la entonación de la voz, los gestos, la
Opuntia Brava ISSN: 2222-081x vol. 11. Núm.1. enero-marzo 2019
Recepción: 26-01-2018 Aprobado: 10-07-2018
emotividad, entre otros elementos indispensables para un proceso verbal eficiente.
Estos aspectos se perfeccionan en el contexto situacional en el que se produce la
emisión oral, pues esta no siempre es perdurable, tiene carácter variable, convencional
e histórico, es espontánea al expresar las ideas.
En correspondencia con lo antes expuesto, el desarrollo de la expresión oral depende
del modo en que se emprende la actividad pedagógica, el tiempo destinado a la
interactividad del profesor con sus alumnos, de la relación alumno-alumno
responsabilidades, acciones específicas y retos. Asimismo, de las particularidades del
saber científico, habilidades, procedimientos que se orientan, adquieren y ponen en
práctica, cuestiones normadas que guían el entrenamiento de destrezas y condicionan
determinado desempeño, así como acciones o situaciones comunicativas a ejecutar en
el plano laboral en función del proceso de enseñanza-aprendizaje.
Comunicación, pensamiento y lenguaje
Para desarrollar la temática en cuestión, se hace necesario abordar el rmino
comunicación, el cual proviene del latín comunicare y significa establecer algo en
común con alguien, compartir apreciaciones, ideas, conocimientos, entre otros
elementos. Por tanto, el lenguaje puede ser cualquier forma de expresión al servicio de
la comunicación. La expresión es la manifestación concreta de uno o varios lenguajes
en cada situación comunicativa (verbal, gestual, artística, matemática, etc.). La
comunicación es un acto de relación humana en el que dos o más, intercambian un
mensaje mediante un lenguaje o forma de expresión.
El medio fundamental de la comunicación humana es el lenguaje oral, la voz y el habla
que le permite al sujeto expresarse y comprender ideas. El desarrollo del lenguaje oral
se concibe como el desarrollo de la capacidad de comunicarse verbal y lingüísticamente
en un contexto determinado (Oramas, 2015).
La comunicación sufre transformaciones sistemáticas sujetas a las ltiples y
complejas influencias del entorno de los sujetos. Diversos autores consultados, entre
los que se destacan Morales, Caballero y Marrero (2018) y Teruel (2016), refieren que
la comunicación es una forma de relación activa del hombre con el medio, un proceso
de interacción, un medio de transmisión y asimilación de la experiencia histórico-social
para el intercambio de información y vivencias, así como para el establecimiento de
vínculos afectivos.
Por tanto, el desarrollo de habilidades en la expresión oral exige, desde esta
aproximación, su contextualización a las características psicopedagógicas del
estudiante, así como la integración de lo cognitivo-instrumental y lo afectivo-
motivacional en su nexo con las funciones informativa, reguladora y afectiva de la
comunicación. En relación con la función comunicativa del lenguaje, posibilita expresar
significados por medio de las palabras que tienen un contenido semántico, pero los
términos pueden asumir diferentes significados en el intercambio comunicativo humano,
al entrar en juego aspectos sociales, personales, de preferencia, de sensaciones, entre
otros.
El intercambio verbal entre los hombres tiene gran significación a lo largo de la historia
de la humanidad. El hombre no puede vivir ni satisfacer sus necesidades materiales y
espirituales sin comunicarse con sus semejantes. Es en este proceso de la
Opuntia Brava ISSN: 2222-081x vol. 11. Núm.1. enero-marzo 2019
Recepción: 26-01-2018 Aprobado: 10-07-2018
comunicación donde se evidencia la universalización del hombre en la medida que
asume y personifica las relaciones sociales y encarna las potencialidades creadoras de
su individualidad. De ahí que, la filosofía marxista la concibe estrechamente vinculada
con la naturaleza social del hombre, con la evolución de su conciencia y con la
actividad.
La filosofía en su concepción dialéctico-materialista, se entiende como la expresión más
alta del desarrollo del pensamiento. El aporte fundamental del marxismo-leninismo al
conocimiento del lenguaje es el descubrimiento de su esencia: el trabajo, como
fenómeno históricamente condicionado, el cual se encuentra unido indisolublemente
con el pensamiento.
En diferentes obras de Marx y Engels, aparecen reiterados criterios y reflexiones sobre
la relación entre el ser social y la conciencia social, que constituyen las bases para la
concepción dialéctico-materialista de la teoría de la comunicación y el lenguaje. En este
sentido, la aplicación de la concepción marxista-leninista al estudio de los procesos,
hechos y fenómenos según su desarrollo histórico, permite dar una explicación
científica sobre el desarrollo de las capacidades humanas. Por esta causa, el profesor
necesita poseer conocimientos sobre la lengua oral para aplicarlos en el proceso de
enseñanza-aprendizaje, y en la medida que adquiera la teoría del conocimiento la
puede vincular con la práctica.
Por otra parte, la psicología realiza estudios sobre el uso del lenguaje que tratan sobre
lo que dicen las personas, lo que piensan que dicen y lo que significa aquello que dicen
para comunicarse. Ello incluye el estudio del cambio lingüístico y los factores sociales
que determinan los componentes lingüísticos de los miembros de la comunidad. Por
consiguiente, se plantea que la expresión oral es la forma de expresarse verbalmente
mediante un sistema de signos sonoros del que disponen los miembros de una
comunidad para realizar los actos del habla, al tener en cuenta el plano del contenido y
el plano de la expresión. Además, posee carácter prioritario por constituir el soporte
sobre el que descansa la lengua escrita.
Para el estudio de la lengua es indispensable recurrir a un principio fundamental, que
consiste en la relación entre pensamiento y lenguaje, ya que ambos se condicionan
mutuamente. De lo anterior se infiere que no existe lenguaje sin pensamiento, ni
pensamiento sin lenguaje, aunque ambos pueden diferenciarse. En tal sentido, la
psicología centra su atención en el desarrollo integral de la personalidad, al pretender
superar las tendencias tradicionales que dirigen su interés a la esfera cognitiva del
hombre, esencialmente en la formación y evolución del pensamiento y el lenguaje, así
como a la importancia de estos en la formación de conceptos. Además, es
imprescindible señalar que existen varias formas de lenguaje: articulado, mímico y
hablado.
De forma general, para que se produzca una correcta comunicación resulta esencial el
enseñar a escuchar a partir de las consideraciones siguientes: atender a la persona que
habla, así como no interrumpir y esperar a que termine de hablar si se quiere pedir
alguna aclaración. Por ello, al tomar como base que la lengua es mucho más que un
área, se pone de manifiesto que no es solo objeto de enseñanza y aprendizaje, sino
que es un instrumento fundamental para cualquier otro aprendizaje. Es el vehículo más
Opuntia Brava ISSN: 2222-081x vol. 11. Núm.1. enero-marzo 2019
Recepción: 26-01-2018 Aprobado: 10-07-2018
importante para adquirir y transmitir todos los conocimientos y relacionarlos con los
otros.
En este sentido, se asume la concepción histórico-cultural en función de promover el
desarrollo psíquico, porque está dirigida al estudio y al aseguramiento de las
condiciones que permiten elevar el desarrollo del estudiante a niveles superiores
mediante la colaboración, en las que se logra el dominio independiente de las funciones
que les son conferidas a la expresión oral. Por otra parte, un postulado vital de la teoría
vigostkiana para el desarrollo de la expresión oral, es el relacionado con la zona de
desarrollo próximo. Esto posibilita determinar potencialidades, necesidades y ofrecer la
ayuda necesaria en cada caso, hasta alcanzar niveles superiores.
La función primordial del lenguaje es la comunicación, la cual tiene lugar cuando se
establece una relación semántico-significativa entre los hablantes en el propio proceso
de comunicación. Asimismo, es el medio esencial para establecer relación entre los
miembros de la sociedad. En consonancia con lo expuesto anteriormente en el presente
artículo, el lenguaje está estrechamente vinculado al pensamiento, sin embargo, entre
ellos no existe una relación paralela como frecuentemente piensan los lingüistas, que
aspiran encontrar en el pensamiento unidades exactas equivalentes del lenguaje. Al
contrario, el lenguaje es el pensamiento por su naturaleza.
De ahí que, el lenguaje hablado constituye el medio esencial para la comunicación, su
tratamiento exige una atención especial, por lo que es imprescindible lograr el uso
correcto de la lengua en las distintas situaciones comunicativas. En el proceso de
enseñanza-aprendizaje del léxico, los aspectos extralingüísticos son componentes
básicos para lograr una comunicación exitosa. Entre ellos se deben incluir la
comunicación verbal y no verbal, la procedencia social, grupo social, interés individual,
y otros aspectos vinculados a la cultura que necesita el estudiante para su desempeño
diario en la sociedad y que se convierten en factores esenciales en la satisfacción de
sus necesidades comunicativas.
Por esta razón, la comunicación abarca la expresión oral como una capacidad que
supone el dominio de la pronunciación, del léxico, la gramática, así como de los
conocimientos socioculturales y pragmáticos. Consta de una serie de habilidades, como
saber aportar información y opiniones, mostrar acuerdo o desacuerdo, resolver
deficiencias de la conversación o determinar en qué circunstancias es acertado hablar y
en cuáles no.
Las formas universales de comunicación humana son: la verbal y no verbal. El lenguaje
es el instrumento con que el hombre da forma a su pensamiento y a sus sentimientos,
quien construye, activa y permanentemente su sentido en las relaciones de interacción
social y cultural que establece. Por ende, las ideas anteriores revelan la estrecha
relación que existe entre comunicación y lenguaje.
De ello se deduce que la comunicación no se puede reducir solo a la simple transmisión
de ideas o información, ya que si el sujeto emisor tiene receptores subordinados a él, se
evidencian relaciones verticales y unidireccionales en el proceso verbal. Al contrario, si
se reconoce en la comunicación la posibilidad de intercambio, de retroalimentación
constante, de diálogo y entendimiento mutuo, se potencia la participación de los sujetos
en la vida social. Por otra parte, la expresión oral se determina como habilidad sica
Opuntia Brava ISSN: 2222-081x vol. 11. Núm.1. enero-marzo 2019
Recepción: 26-01-2018 Aprobado: 10-07-2018
en el Programa Director de la Lengua Materna y en el proceso de enseñanza-
aprendizaje.
La expresión oral y el proceso de formación laboral del obrero calificado
Al realizar un análisis epistemológico en la literatura científica sobre las investigaciones
que incursionan en el proceso de formación de técnicos medios y obreros calificados
en la Enseñanza Técnica Profesional, se destacan fundamentalmente las desarrolladas
por: Martínez (2011), Abreu y Soler (2014), Andrés (2015), González y Alonso (2017),
Consuegra (2018), Leyva y Mendoza (2018), entre otras.
En los estudios sistematizados para elaborar el presente artículo se constata la
existencia de modelos, concepciones teóricas, métodos, estrategias, metodologías y
proyectos para la formación de técnicos medios y obreros calificados, que
generalmente se centran en el saber hacer profesional. Sin embargo, no se toma en
consideración el tratamiento al desarrollo de la expresión oral, aspecto que no está lo
suficientemente abordado mediante el proceso de formación laboral como eje
transversal de dicho proceso.
En la concepción de la formación laboral para la Enseñanza Técnica, establecida en el
Centro de Estudios para la Formación Laboral (CENFOLAB), se realiza un abordaje
desde lo teórico y lo metodológico al tratamiento de la formación laboral a través del
proceso formativo de técnicos medios y obreros calificados. Sin embargo, no se aborda
el estudio de la sistematización del desarrollo de la expresión oral como una forma de
organización de dicho proceso formativo que contribuya al desarrollo de cualidades
laborales en los estudiantes de Obrero Calificado (Martínez, 2011).
Por tanto, como elemento mediador de la expresión oral y del proceso de formación
laboral, se conjugan saberes de distinta naturaleza según sus formas existenciales, que
la sustentan desde el punto de vista filosófico. Ellos se corresponden con el saber
(expresión de la actividad cognoscitiva), que incluye el desarrollo de los conocimientos
lingüísticos, el hacer (expresión de la actividad práctica), que incluye el desarrollo de
habilidades profesionales cnicas en las que se requiere una correcta expresión oral
con coherencia, buena dicción, fluidez, claridad, pronunciación y articulación.
La relación que se produce entre el saber y el hacer está mediada por el ser (expresión
de la actividad valorativa), en el cual se desarrollan motivos, intereses, sentimientos de
amor hacia el trabajo que se realiza, así como valores requeridos para su ejecución.
Por último, el convivir (actividad comunicativa), la cual incluye el desarrollo de la
expresión oral, así como de las normas de comportamiento y convivencia social que se
deben cumplir en los procesos de servicio de la formación laboral.
En la medida que el estudiante se apropia de conocimientos y habilidades, es capaz de
transformar su pensamiento. Al proceso y resultado de transformación del pensamiento
se le denomina instrucción. La apropiación de conocimientos es el medio para un
proceso de transformación más trascendental en el estudiante, su formación como ser
social. Al proceso y resultado de la formación de los sentimientos, convicciones,
valores, etc., del estudiante, se le denomina educación.
Por esta razón, el estudiante requiere que se le estimulen sus potencialidades mentales
y físicas en la medida que se instruye y educa. Al proceso y resultado de la formación
Opuntia Brava ISSN: 2222-081x vol. 11. Núm.1. enero-marzo 2019
Recepción: 26-01-2018 Aprobado: 10-07-2018
de sus potencialidades, la estimulación de sus facultades espirituales y físicas
asociadas al conocimiento, se le denomina desarrollo. De esta forma, en la medida que
el profesor, durante la tarea profesional, instruye la personalidad del estudiante
mediante el tránsito de la apropiación de contenidos hacia su aplicación en la solución
de problemas profesionales, también debe propiciar un proceso de educación orientado
al desarrollo de las cualidades laborales requeridas para la realización de la actividad
laboral en el campo de la expresión oral técnica.
Para ello es esencial que reconozca las potencialidades educativas de los contenidos
objeto de apropiación y aplicación por parte del estudiante, de manera continua y
sistemática, así como tomar en consideración las necesidades educativas de este en el
contexto individual y social (diagnóstico). Del efecto que surge entre la relación
instrucción y educación, emerge el desarrollo que se alcanza en la personalidad del
estudiante. Lo anterior, parte de tener en cuenta el crecimiento personal que el
educando alcanza en la apropiación de conocimientos, el desarrollo de habilidades para
prestar servicios de necesidad y utilidad social, así como de las cualidades laborales
que caracterizan sus modos de actuación.
En este sentido, la práctica social que se desarrolla en el contexto del aprendizaje se
revela por medio de las relaciones que se dan entre la actividad valorativa, cognitiva y
práctica, las cuales surgen como cualidades esenciales que dinamizan la actividad
práctica. Por ello, el estudiante a partir de su actividad, debe desarrollar un marcado
carácter totalizador en su actuación. Tanto la actividad cognoscitiva como la valorativa
son expresiones de la práctica social.
En la relación sujeto-objeto, la actividad humana se expresa como una síntesis que
integra, a manera de sistema, tres momentos o dimensiones de forma existencial de la
realidad social, es decir, la actividad práctica, la actividad cognoscitiva y la valorativa.
Estas formas de actividad solo son separables en la abstracción, pues existen
estrechamente vinculadas, en tanto es la expresión única de la relación sujeto-objeto.
La práctica, dado su carácter integrador, cumple la función de cleo estructurador del
sistema de actividades que realiza el estudiante por medio de la tarea docente, lo cual
está mediado por la relación interactiva que se produce entre él y los medios de trabajo
que emplea. Este sistema de actividades se expresa mediante las relaciones que se
dan entre la actividad cognitiva y transformadora, que se encuentra mediada por las
relaciones que se dan entre la actividad valorativa y la comunicativa.
Al respecto, se reconoce que no solo basta con la determinación de las relaciones entre
la actividad cognitiva, práctica y valorativa, puesto que el proceso de aprendizaje, sobre
la base del punto de vista pedagógico y psicológico, transcurre desde lo individual y lo
social. En dicho proceso se organizan equipos y parejas, ello permite que el estudiante
aprenda por medio de la actividad y de la comunicación que se produce de forma
cooperada y colaborativa con los medios que emplea, sus compañeros de aula, el
docente y sus familiares.
De a que resulta interesante incluir en este proceso la denominada actividad
comunicativa, la cual favorece el establecimiento de las relaciones entre la actividad
cognitiva, valorativa y práctica en una unidad dialéctica. Lo anterior, resulta esencial
para que el estudiante desarrolle un marcado carácter de totalidad en su desempeño
Opuntia Brava ISSN: 2222-081x vol. 11. Núm.1. enero-marzo 2019
Recepción: 26-01-2018 Aprobado: 10-07-2018
laboral. Por consiguiente, los estudiantes deben interactuar cara a cara, y para ello es
necesario un intercambio de información, ideas, razonamientos y puntos de vista. Esto
permite la retroalimentación entre los miembros del grupo, hacer uso apropiado de la
expresión oral, las habilidades, destrezas lingüísticas y capacidades, así como tomar
decisiones, establecer una adecuada comunicación interpersonal y manejar
correctamente las dificultades que se presentan. En consonancia, una condición
indispensable para el logro de la formación laboral en el proceso pedagógico
profesional es el establecimiento de una adecuada expresión oral.
Principales acciones para desarrollar la expresión oral desde la formación laboral
de los estudiantes
En correspondencia con las ideas expuestas en el presente artículo, es pertinente
señalar que en cada espacio educativo, ya sea dentro o fuera de la clase, el profesor
debe tener en cuenta la intencionalidad educativa del contenido hacia lo laboral.
Asimismo, su significación para la vida, su utilización en la solución de problemas
laborales del entorno y personales, así como los métodos fundamentales para el
fortalecimiento del proceso de autodeterminación profesional.
Para ello se proponen las siguientes acciones:
Acción 1: Se basa en los fundamentos teóricos sobre la comunicación entre los
estudiantes. Por ello, para lograr potencialidades superiores en el desarrollo de la
expresión oral el profesor debe:
Centrar el desarrollo de la expresión oral en el estudiante que aprende, como vía
para su formación integral como futuro obrero calificado.
Posibilitar la interacción entre los estudiantes y entre estos y el profesor, tutor de
una entidad, al considerar las necesidades individuales de los educandos en el
acto de aprender.
Diseñar tareas laborales que propicien el desarrollo óptimo de la comunicación,
con énfasis en el tratamiento a la expresión oral.
Elaborar tareas laborales encaminadas a desarrollar la socialización, el trabajo
en equipo, lo cual potencie la cooperatividad e interdependencia.
Acción 2: Considerar el principio del carácter consciente del aprendizaje:
Brindar espacios permanentes que propicien el autoconocimiento, la
autorregulación y el crecimiento personal del estudiante en el proceso de
formación laboral.
Posibilitar que los estudiantes emitan juicios, opiniones y criterios basados en
sus propias vivencias y experiencias en los contextos laborales.
Crear oportunidades diversas para el desarrollo de la expresión oral en un
ambiente agradable, de seguridad, donde los estudiantes desplieguen sus
habilidades y potencialidades cabalmente.
Acción 3: La atención priorizada a los elementos y características psicológicas durante
el aprendizaje de los estudiantes, para desarrollar la expresión oral a niveles óptimos
con el diagnóstico de sus motivos, intereses e inquietudes:
Opuntia Brava ISSN: 2222-081x vol. 11. Núm.1. enero-marzo 2019
Recepción: 26-01-2018 Aprobado: 10-07-2018
Individualizar el proceso de desarrollo de la expresión oral desde la formación
laboral.
Hacer una selección apropiada de los métodos, procedimientos, técnicas y
medios necesarios, en correspondencia con los resultados del diagnóstico.
Ayudar al estudiante a mejorar sus formas de acceder al conocimiento.
Valorar las fortalezas y debilidades que el estudiante trae al proceso instructivo
en general.
Conocer en qué condiciones el estudiante aprende mejor.
Dichas acciones deben caracterizarse por la variedad durante la realización de las
actividades laborales en la entidad educativa, aulas especializadas, puesto de trabajo,
empresa y talleres. Ello contribuye de forma significativa a la preparación integral de los
estudiantes para su inserción en la vida laboral.
Por tanto, las acciones propuestas para el desarrollo de la expresión oral enriquecen,
de forma sustancial, la formación laboral que se desarrolla en función de la preparación
de los estudiantes como futuros obreros calificados. En tal sentido, deben apropiarse
del contenido mediante la integración de los saberes, a partir de la diversidad de formas
organizativas que se emplean durante su proceso formativo, en aras de contribuir a su
preparación para que ejerzan su oficio con calidad y eficiencia.
En el presente artículo se ha propuesto acciones encaminadas al desarrollo de la
expresión oral desde la formación laboral de los estudiantes de Obrero Calificado, las
cuales permiten sistematizar este componente esencial de su formación desde la
relación entre lo instructivo, lo educativo y lo desarrollador, así como mediante la
vinculación entre la docencia que reciben en la escuela politécnica y las prácticas de
obtención de la calificación obrera que realizan en las entidades de la producción y los
servicios .
REFERENCIAS
Abreu, R. y Soler, J. (2014). Didáctica de la Educación Técnica y Profesional. Soporte
digital. Universidad de Ciencias Pedagógicas para la Educación Técnica y
Profesional Héctor A. Pineda Zaldívar. La Habana, Cuba.
Andrés, F. (2015). La formación laboral de los estudiantes de obrero calificado en la
formación basado en proyecto (tesis doctoral inédita)). Universidad de Ciencias
Pedagógicas José de la Luz y Caballero”. Holguín. Cuba.
Argüelles, H. (2011). La formación de comunicadores competentes en el ámbito
escolar: Una necesidad social. Opuntia Brava, 3(4), pp. 33-42. Recuperado
http://opuntiabrava.ult.edu.cu .
Consuegra, A. (2018). La formación laboral de los estudiantes de técnico medio en
Mecánica Industrial en las aulas anexas de las empresas (tesis doctoral inédita).
Universidad de las Tunas. Las Tunas. Cuba.
González, R. y Alonso, L. (2017). Las aulas anexas, escenario importante en la
formación laboral en alternancia del obrero calificado agropecuario. LUZ, 16(2),
pp. 5-12. Recuperado de http://luz.uho.edu.cu/index.php/luz/article/view/819
Opuntia Brava ISSN: 2222-081x vol. 11. Núm.1. enero-marzo 2019
Recepción: 26-01-2018 Aprobado: 10-07-2018