Opuntia elatior Miller, es el nombre científico de la Tuna, de la familia Cactacea, la cual puede crecer hasta 5 metros de alto, sus ramas (pencas) presentan areolas con 2 a 7 espinas de 2 a 4 cm de largo. Flores amarillo oscuro (diurnas) que se tornan color salmón al comenzar el proceso de envejecimiento (marchitamiento). Frutos piriformes de color rojo.

Curiosidades: el extracto de tuna se vende en algunas tiendas de suplementos de salud, y se ha utilizado en pomadas para quemaduras causadas por el sol y en suplementos dietéticos, supuestamente para bajar el nivel de azúcar en la sangre. En un estudio realizado por Jeff Wiese, en el Centro de Ciencias de la Salud de Tulane, en Nueva Orleans, una ciudad que sabe de borracheras, se descubrió que si se consume horas antes de ingerir alcohol, el extracto puede aliviar síntomas como la boca reseca, la sensación de náusea y la aversión a la comida. Hasta el momento, no parece que alivie otros síntomas, como el dolor de cabeza y el mareo.

Presenta características nutricionales modestas, dadas por la presencia de algunas vitaminas del complejo B, vitamina C, calcio, fósforo, hierro y fibra dietética.
La pequeña industria del nopal prepara dulces, como queso de tuna, mermelada cristalizada, así como miel, vino de tuna, confituras, vinagres y nopalitos en conserva. A escala doméstica se pueden elaborar ensaladas, guisos, asados a la plancha y al horno, encurtidos, refrescos y hasta postres.

En Cuba se considera básicamente una planta decorativa; se utiliza en la preparación de pinturas y como elemento «mágico» en algunas creencias populares. En la zona oriental de Cuba se acostumbra poner una penca de Opuntia en el techo de las casas en construcción para atraer la buena suerte. En la medicina tradicional se le atribuyen propiedades antiinflamatorias.

 

Información Adicional